En la actualidad, el famosísimo Johnny Depp ha apostado por compaginar su carrera en el cine con el grupo de rock The Hollywood Vampires que creó junto a Alice Cooper y Joe Perry, y que a día de hoy le proporciona las mayores satisfacciones en el terreno profesional a pesar de tratarse más de un hobby que de una segunda carrera como tal.

“Supongo que mi trabajo diurno es algo del todo distinto. ¿Y qué es lo que gano con todo esto que normalmente no obtengo de otra forma? ¡A mí mismo! Cuando estoy sobre el escenario con estos tipos vuelvo a experimentar las mismas sensaciones que cuando estaba joven”, dijo el protagonista de Piratas del Caribe en una nueva entrevista a The Guardian.

Otro de los grandes atractivos que presenta esa pasión que ha redescubierto pasados los 50 es que nadie trata de controlarle. En los set de rodaje siempre hay alguien dispuesto a echarle en cara su tendencia a ignorar los horarios o, según las malas lenguas, su costumbre de presentarse en un estado cuestionable, pero nada de eso sucede cuando está en la carretera.

“Es pura libertad. En el cine siempre hay alguien diciéndome lo que tengo que hacer, pero en la música tengo la libertad que mi otra profesión no me proporciona. Y lo más importante de todo, es muy divertido”.

En la actualidad Johnny Depp y el resto de la banda se encuentran inmersos en una gira por Reino Unido con la que promocionar su primer y por el momento único disco mientras se preparan para regresar al estudio de grabación. A lo largo de los últimos tres años, desde que empezaron su andadura tocando en el bar del mítico local Rainbow Bar & Grill en 2015, han colaborado con otros grandes de la música como Paul McCartney y Dave Grohl y han realizado versiones de John Lennon y The Who.